EL SUEÑO AZUL

habitacion infantil

Buscando imágenes de dormitorios inspiradores para la hora de preparar todo lo necesario para la llegada del bebé, nos hemos topado con esta imagen que nos parece muy versátil. Podéis emplear las mismas tonalidades de azul o crear la misma combinación a partir de otro color ya sea verde, amarillo, rosa o malva. Todas ellas se pueden aplicar al mismo degradado de color que muestra la foto. También podéis utilizar como icono inspirador cualquier otro personaje que sea del gusto o preferencia tanto del adulto como del pequeño. Haga de su estancia un lugar precioso que transmite serenidad y calma.

habitacion infantil

Este dormitorio infantil destaca sin lugar a dudas porque es para un admirador  de Pocoyo. Lo primero que nos llama la intención es que aunque el tema es claro, las paredes no están recargadas con imágenes y detalles del personaje en cuestión. Utilizando una combinación de tan solo dos colores: blanco y azul, utiliza distintas tonalidades para dar calidez y color a la estancia. Desde el azul marino que impacta en una de las pareces a el tono celeste más cálido y suave. Es sobria sin ser fría y dispone de todos los elementos necesarios para el cuarto de un bebé esté completo. Vamos a identificar todos estos elementos que el dormitorio infantil disponga de todo lo necesario:

  • Un armario amplio de dos cuerpos con 6 cajones amplios para poder guardar todas las prendas que no colgamos, bien organizadas y clasificadas.  Junto al armario encontramos un trío de cajas contenedoras que serán muy útiles para guardar desde juguetes a pañales. Complementos de aseo, termómetro, cremas y cualquier otro producto para el cuidado del bebé.
  • Un estor minimalista en tono blanco que no resta luz e iluminación al dormitorio.
  • La pieza principal de la estancia que para resaltar aún más esta justo en el centro de la estancia; una cuna-cambiador con todos los accesorios necesarios. Este tipo de mueble es muy útil porque concentra varias funciones en un solo espacio y pasado un tiempo se  puede convertir en una cama más amplia conforme el niño va creciendo. Amplios cajones para guardar la ropa de cama bajo el colchón y compartimentos y estantes más pequeños para el resto de las cosas.
  • Por último una divertida alfombra con forma de coche y una sillita, donde sentarse en un futuro próximo, complementan la estancia.

¡Feliz descanso!